martes, 12 de mayo de 2009

Bienvenido a la Máquina

Hoy la vida me llevó a hacerme una resonancia de mi capocha. Nunca me había hecho una, pero lo había visto a Cole Trickle en Días de Trueno y no parecía algo complicado. Pero claro, si uno sufre aunque sea de un poquito de claustrofobia la cosa cambia absolutamente.
Lo primero que me dijo la Dra. (o alguien que pasaba por ahí, no estoy seguro si tenía o no el título apropiado) fue que me iban a tapar los oídos porque los ruidos de la máquina (de ahora en más, La Máquina) alcanzan unos, digamos, 90 decíbeles. También dijo que me iba a alcanzar una frazada, ya que es considerable el tornillo que hace en esa sala. Pero la manta nunca llegó. En fin, comienza la resonancia, quince minutos interminables de ruidos industriales que parecían una prueba de sonido de Daft Punk hiper monotóna. Cerré mis ojos para escapar con la imaginación a ese encierro. Y, en mi mente, lo que sucedía es que la percusión no coincidía con la melodía entonces era un diálogo constante entre dos tipos que nunca se ponían de acuerdo. Pasado el rato me sacan de La Máquina un touch y me dicen "te vamos a aplicar contraste". ¡Chan! Me convertí en un dibujo. La cosa es que me inyectaron algo y vuelta a meterme en el tubo. El Lado B del asunto fue muy similar al Lado A, pero incluyó una partida de Ms. Pac Man. Si necesitan saberlo, las primeras dos vidas las perdió muy rapidamente, pero la tercera le duró un poco más. Igual creo que no pasó de nivel porque nunca escuché la canción de la victoria. En definitiva, La Máquina te hace flashear mal.
Les dejo un videito que si lo ponen a todo lo que da, les puede dar una idea de los ruidos que escuché hoy.


Pink Floyd: Welcome to The Machine

Welcome my son, welcome to The Machine. Where have you been? It’s alright we know where you’ve been. You’ve been in the pipeline, filling in time, provided with toys and scouting for boys. You bought a guitar to punish your Ma. And you didn’t like school, and you know you’re nobody’s fool. So welcome to The Machine.
Welcome my son, welcome to The Machine.
What did you dream? It’s alright we told you what to dream. You dreamed of a big star. He played a mean guitar. He always ate in the steak bar. He loved to drive in his Jaguar.
So welcome to The Machine.

video

1 comentario:

  1. mmmm estás seguro que fuiste a la máquina o te tomaste algo y alucinaste todo???.
    Después de todo, esto es "baila borrachin".
    Salud! y felices resacas!

    ResponderEliminar